quarta-feira, 26 de março de 2008

Arruda de los Vinos: El cartero que presenciou la caída de una misteriosa piedra de hielo azul

  • El cartero que presenciou la caída de una misteriosa piedra de hielo azul

    Un cartero de Arruda de los Vinos no ganó para el susto cuando iba de moto distribuir correo y oyó el sonido de un objeto a caer en la carretera teniendo después verificado que era «una piedra de hielo azul».

  • Nacional

    Arruda de los Vinos: Piedra de hielo azul no debe tener origen en los aviones - TAP

    Arruda de los Vinos, Lisboa, 26 Mar (Lusa) - La piedra de hielo azul que martes cayó en el municipio de Arruda de los Vinos no deberá tener origen en ningún avión, defendió hoy un responsable de la TAP.

    Segundo explicó a la agencia Lusa el portavoz de la TAP, António Monteiro, "no parece muy crível que haya sido hielo de un avión hasta porque en ese local los aviones están volando a una altura muy baja (están a tres/cuatro minutos del aeropuerto de la Portela) y ya no traen hielo ninguno".

    "En teoría puede ser posible pero no es de todo crível. Aunque un avión traiga hielo de algún país frío cuando llega Portugal, a una velocidad de 900 kilómetros/hora, ya no hay hielo", subrayó el portavoz de la transportadora portuguesa.

    Un cartero de Arruda de los Vinos afirmó hoy que martes cuando iba de moto distribuir correo oyó el sonido de un objeto a caer en la carretera teniendo después verificado que era "una piedra de hielo azul".

    "Si me hubiera caído encima de la cabeza había muerto de certeza ya que con la velocidad que vino abrió una pequeña cratera en el suelo", contó hoy a la Lusa Eduardo Jorge.

    El cartero, que aún no encontró explicaciones para el sucedido el martes al fin de la mañana, dijo que "atrapó un grande susto pues no vio la piedra pero oyó un barulho de algo a batir en la carretera" muy cerca de él cuando se encontraba en medio de una zona prácticamente desierta.

    "No sé lo que será esto (la piedra de hielo y de tono azul esverdeado que ahora está guardada en un frigorífico), un conocido me dijo que son descargas de los aviones, el problema es que me podía haber matado", dijo Eduardo Jorge mientras recordaba lo que le aconteció.

    "Aún paré unos metros al frente a pensar que era alguien a tirar piedras pero no vi nadie", dijo.

    El cartero decidió entonces aproximarse del objeto, que sin embargo había resbalado para la valeta.

    "Vi que había provocado una cratera y noté que había bocados de hielo azul esparcidos por el suelo. Aún meneé en aquello con un palo pero después fui aunque distribuir el correo a la (aldea de la) Tesoureira", relató Eduardo Jorge.

    Pasadas cinco horas el objeto fue retirado del local y aún pesaba 575 gramos.

    ZO.

    Lusa/Fin

    � 2008 LUSA - Agencia de Noticias de Portugal, S.A.
    2008-03-26 18:55:01

Sem comentários:

Enviar um comentário